Relatos bajo la forma mágica de una propiedad ajena, la del lector. Autoría encubierta en mentira y espejo del que no soy... del que lee. Siniestro juego, encanto de una pasión más allá de mí mismo, inscripta en un otro siempre ausente de mí... agonía de un deseo que se hace signos: símbolos de quienes somos o hacia donde vamos... Entre el silencio y la línea que nos divide: palabras, traducciones de nosotros mismos, lenguajes de nuestra propia ausencia.

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Kairel




Alabanza y gloria

Nuestro movimiento fascinante

y la música en el canto...

la epifanía y el éxtasis vibran

Ideas sacuden el espacio

El tiempo es mental...

más allá de esto: la vida.

Ondas acústicas lo ordenan todo...

El mar sagrado y la fertilidad sublime...

La luz penetrante y dorada... la luz seminal.

Cópula y encanto, misterio, sortilegio, invocación.

Encendida la máquina de la creación, canción y movimiento...

Alabanza y gloria...

Y ellos nos crean y creemos y creamos...

y ellos en nosotros: esperanza de gloria...

El vuelo eterno, las luces del alma...

Encendidos en el espacio... y todo es fulgor.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Letargo


Aún estoy despertando...

y no estoy lejos...

La lengua azota palabras y son ecos que caen...

Abismos hemos visto, insisto

Abramos hombres hojas y árboles...

Esos pájaron cantan en arameo...

mi piel hebrea, mi libro sagrado...

Las marcas que me dejaron

en el cuerpo

y en el camino...

Féretros inmundos con aliento de vida...

Abre los silencios que los ojos oyen,

 Fijate en cada luna menguante...

Me he despertado del letargo y soy la música...

es que mi alma viaja siempre de día...

es que mi alma mal que pese es pausa universal

y el cambio es inmanente

para lo inmutable del cambio.

lunes, 2 de noviembre de 2015

Ahora


Espíritu presente

te invocan otra vez

como ayer y hace un instante

aromas nórdicos

frutos legendarios

hierbas prohibidas

Ya no somos brujos,

y aunque perseguidos,

el elixir es nuestro,

el poder es sagrado y

el momento es ahora.

Sortilegio, encantos, presencias,

cantos, plegarias de otros tiempos,

magia y ritual,

encendidos en un fuego místico...

Espíritu presente...

como ayer...

como hace un instante.

Conmemoraciones


Golpes de tambor y tiemblo.

La muerte del siglo XX va viniendo...

Dudo en mi pensamiento...

No sé qué es real...

Canción y música,

música y canción...

A veces todo parece lo mismo

pero nadie es el mismo ni un segundo después.

Si no es real, no sé qué es real.

La canción me lleva al mundo,

me lleva al final...

al final de la canción del mundo.

viernes, 23 de enero de 2015


A medida que pasa el tiempo

me resulta espantoso pensar en el amor.

Como una cama con sábanas manchadas

o una habitación en penumbras 

donde nunca entra el sol.

Hay cierta propiedad de las cosas,

una manera efímera

en la que es posible la existencia.

Todo está sumido en un abismo

maquillado con sueños de verano.

A medida que pasa el tiempo

va tomando cierto matiz dramático.

Todo libro tiene una última página.

Toda historia tiene un punto final.

Y al fracaso mismo del corazón

se reducen todas las historias de amor que se repiten.

El amor, lejos de ser lo que aprendí,

es una enfermedad extraña,

una especie de síntoma que terminará cuando me cure.

A medida que pasa el tiempo

y me acerco a la muerte,

 veo al amor como un recuerdo,

una estampa ingenua...

algo que traté de entender

pero muy lejos de lo que me dijeron

y terriblemente espantoso en el ocaso.

miércoles, 21 de enero de 2015

Lisa



Me besaste como nadie me besó,

como nadie lo haría.

Suave, penetrante, húmeda y largamente.

Era como ingresar a mi mundo a través tuyo.

Sí, tus besos me llegaban como las raíces de un árbol.

Fue tu forma de llevar la cama.

Tus ganas de fundirte en mí.

Tus halagos o reconocimientos.

Pero todo eso también tenía un corazón oscuro.

Y la sombra llegó al tercer encuentro.

Con un mensaje me cerraste la puerta,

Y quedé solo de tus besos.

Quedé pensando en cómo tan poco podía significar tanto.



Corazón negro como la noche oscura

sólo laten tu tragedia y el vacío

me he entregado a ti ciegamente

y ciegamente he perdido

Sumergido en la penumbra

intentando algún olvido

busco salida alguna

a este vil laberinto

Y sólo recuerdo en la sombra

tus caricias y tus besos

aquellos que tan poco tuve

aquellos que tanto merezco

Corazón negro como la noche oscura

sólo laten tu tragedia y el vacío

me he entregado a ti ciegamente

y ciegamente he perdido

domingo, 18 de enero de 2015

La culpa es de uno




Quizá fue una hecatombe de esperanzas
un derrumbe de algún modo previsto
ah pero mi tristeza solo tuvo un sentido

todas mis intuiciones se asomaron
para verme sufrir
y por cierto me vieron

hasta aquí había hecho y rehecho
    mis trayectos contigo
hasta aquí había apostado
a inventar la verdad
pero vos encontraste la manera
    una manera tierna
    y a la vez implacable
    de desahuciar mi amor

con un solo pronostico lo quitaste
    de los suburbios de tu vida posible
lo envolviste en nostalgias
lo cargaste por cuadras y cuadras
y despacito
sin que el aire nocturno lo advirtiera
ahí nomás lo dejaste
a solas con su suerte
    que no es mucha

creo que tenés razón
la culpa es de uno cuando no enamora
    y no de los pretextos
    ni del tiempo

hace mucho muchísimo
que yo no me enfrentaba
como anoche al espejo
y fue implacable como vos
    mas no fue tierno

ahora estoy solo
francamente
    solo

siempre cuesta un poquito
empezar a sentirse desgraciado

antes de regresar
a mis lóbregos cuarteles de invierno

con los ojos bien secos
por si acaso

miro como te vas adentrando en la niebla
y empiezo a recordarte.}

Mario Benedetti
fantasma es el amor

obsesión que anhelamos

dulce encanto de una ausencia

pretendemos todo

deseamos la gloria

nos aferramos al tiempo

un piano roto

una historia inconclusa

un cuadro por pintar

yo supe amar

me inventé historias interminables

abracé la inocencia

espejo de la soledad

espejo del vacío

cuál es la verdad de amar

cuál es el secreto

todo lo aprendido

viene a querer repetirse

una y otra vez

pero yo conozco el espejo

y es algo muerto lo que queda

lo que nunca hubo

más que un reflejo que vaga

un reflejo que se pierde

obra



voy a hacer un pronunciamiento

una revelación me eclipsa

frente al cuadro que pinto

y con mis pinceles

son esos mis colores

con los que yo te pinto

y dibujo a mi antojo el encanto,

los besos, las frases que hicimos,

lo que no vivimos

lo no dado

todo es mi obra

la pintura es noble

nadie lo niega

frente al espejo lo digo una vez más

el cuadro es mio

no hay a quien culpar

aún viéndote ir

debo recoger los pinceles

y aprender a amar

lo tuyo es no permanecer

lo tuyo es el silencio

lo tuyo es no amar

no es tu cuadro

no son tus colores

nadie lo niega

viernes, 16 de enero de 2015


en la carne que te amo

en la piel

cada pliegue se entreabre

cada rugosidad húmeda

en estos rincones de la inocencia

te espero

no han encontrado tu nombre

sólo yo puedo llamarte

es un conjuro secreto

estoy listo para entregarme

en tus brazos

Candelabro

para Lisandro M.
flameo en tus labios

lágrimas por no tenerte

una noche más pasa

el silencio es interminable

quiero besarte

quiero abrazarte

ni los recuerdos alcanzan

los pájaros nocturnos

el tiempo oscuro

las verdades quebradas

para tanta soledad

para tanta memoria

vuelvo a cantarte

vuelvo a extrañarte

como lo hacen las voces

si pudiera te encendería

quiero arder con vos un instante